Predicción de la estabilidad de combustibles de aceites pesados (HFO) (ASTM 7061)

Los combustibles de aceites pesados son mezclas complejas de químicos que contienen compuestos de alto peso molecular conocidos como ASFALTENOS. Los ASFALTENOS tienen una fuerte tendencia a flocular, lo cual puede conducir a la formación de lodos en el combustible. Los ASFALTENOS también han sido reconocidos por provocar el ensuciamiento en “visbreakers”, así como, por ejemplo, en intercambiadores de calor de refinerías y quemadores. Los combustibles de petróleos pesados son cada vez más y más inestables debido a la disminución de la calidad de los crudos y también debido al procesamiento severo a que son sometidos en las refinerías. Para superar los problemas de estabilidad debido a la floculación y sedimentación de los ASFALTENOS, se utilizan aditivos químicos para mejorar significativamente la calidad de los combustibles de aceites pesados. Es entonces necesario disponer de una técnica que pueda medir con precisión la estabilidad de estos combustibles y que también puede identificar el aditivo más adecuado para superar los problemas con la estabilidad. Mediante la elección apropiada de aditivo y la tasa de dosificación, los problemas de estabilidad que muestran los combustibles de petróleos pesados, pueden ser mejorados a fin de ofrecer al usuario final combustibles de aceites pesados de mejor calidad.

Estabilidad de combustibles de aceites pesados:

Método común: Existen diferentes métodos para medir la estabilidad de los combustibles pesados, entre ellos, la prueba rápida llamada “SPOT TEST” (prueba de la mancha de gota) es una de las técnicas más utilizadas, ya que es muy básica y fácil de realizar. Sin embargo, es muy subjetiva y puede conducir a resultados inexactos.

Célula

Valor P (P-VALUE)

Otro método disponible es el "valor P" (P-VALUE), es más objetiva que la prueba de la mancha, pero no siempre discrimina entre los combustibles con estabilidades similares y también es una prueba que consume mucho tiempo.
Los métodos actuales de estabilidad son tediosos y no muy sensibles. Por lo tanto, no son los más adecuados para optimizar el uso de aditivos químicos.

Método Octel-Turbiscan (ASTM 7061): Octel ha desarrollado un método que utiliza la Turbiscan y es una prueba muy rápida. En sólo 15 minutos se puede medir la estabilidad de los asfaltenos. Los estudios realizados sobre una serie de muestras han demostrado que el método es más preciso que otras técnicas, tales como el ensayo de la gota o la valor de p. El método es sencillo y puede realizarse en campo ya que el Turbiscan es un equipo transportable.

El método Octel utilizando el Turbiscan permite una medición rápida, fácil y precisa de la estabilidad de los aceites combustibles pesados. La diferenciación en los resultados, entre los combustibles es tal, que es fácil de detectar pequeñas variaciones en la estabilidad y encontrar el aditivo más adecuado con su dosis óptima.

Turbiscan

 

La relación entre Formulaction y Octel reúne el conocimiento necesario para probar la eficacia del TURBISCAN en medición de estabilidad de sistemas dispersos y la experiencia de Octel en el suministro de aditivos que mejoran el rendimiento en el mercado de fuel-oil pesado.

Una tecnología robusta y portátil, con un método simple y preciso conjuntamente con aditivos químicos apropiados, proporciona a las refinerías una herramienta ideal para medir y optimizar la estabilidad de sus aceites combustibles pesados.

Los comentarios están cerrados.